Las instalaciones fotovoltaicas, como cualquier otra infraestructura indutrial, requieren inspecciones periódicas. Por regla general, la inspección termográfica in situ de los paneles solares fotovoltaicos requiere el uso de dos sensores. – cámaras de infrarrojos y cámaras de luz diurna, para detectar paneles defectuosos que generan puntos calientes, debido a problemas de conexión, problemas de fabricación o de sombras

Nuestro procedimiento de inspección mediante drones de última generación, como el Matrice 300, equipados con cámaras térmicas de última generación es la mejor opción para la inspección de los paneles solares fotovoltaicos. Porque en la mayoría de los casos ahorra costes en comparación con la aviación tripulada y tiempo en comparación con la inspección visual con una cámara infrarroja portátil, el cual requiere de largas jornadas a pie por parte de los operarios y con el tamaño actual de las plantas es totalmente inviable.

 

 

Tenemos un proceso para detectar y referenciar los paneles fotovoltaicos defectuosos u otros problemas:

  • Nuestro dron, volando a una altitud aproximada, de 30 metros, escanea los paneles fotovoltaicos con una cámara térmica  tomando la imagen térmica en una fotografía o en un video.
  • El objetivo es registrar su posición geográfica utilizando las coordenadas del GPS. Las fotos serán analizadas para definir el tipo de defecto que tiene el panel.

Para dicho análisis en Exanter  contamos con una tecnología de procesamiento de datos EXCLUSIVA, le invitamos a que descubra el potencial de nuestro software llamado E-Solar

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies | If you continue to use this site you accept the use of cookies. +INFO

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar